Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Publicado by on Ene 2, 2017 en Blog | 0 comments

La Ternura: suprimir las distancias, entregarnos y dejarnos llevar

La Ternura: suprimir las distancias, entregarnos y dejarnos llevar

Este artículo es el preámbulo de un pequeño libro que quiero escribir y espero pronto vea la luz…

Como el libro este artículo nace del corazón o incluso de algo más profundo que mueve las relaciones entre las personas, es algo que esta ahí y que muchas veces no lo queremos ver, sentir o expresar, pero hace de la vida algo nuevo en cada momento día.

Recojo en forma de estudio que es la ternura y como esta en cada uno de nosotros, a través de la experiencia de algunas personas y reconocidos terapeutas y de la mía propia.

Creo que podremos ver como la ternura es una manera fuerte y clara de estar en el mundo y una actitud que posibilita la tarea de acompañar procesos de cambio y ayuda a otras personas.

El embrión de este articulo fue mi tesis “La Ternura, mi camino hacia el Amor”, que me sirvió como primer manuscrito para profundizar, experimentar y sentir como se reconoce la ternura y como esta puede ser un vehículo para el quehacer de muchas personas que se dedican a la relación de ayuda y fundamental para la vida diaria de toda la humanidad.

QUE ES LA TERNURA

En un principio parece fácil definir una palabra, pero realmente cuando me paro a pensar, cuando realmente me paro y decido darme cuenta que es lo que hay detrás de cada palabra descubro significados que me sorprenden.

Voy al diccionario y leo:

Ternura: Calidad de tierno. Requiebro. Amor, afecto, cariño. Calidad de las cosas que dan una sensación de dulzura.

Y de Tierno dice: Blando, delicado, flexible. Reciente, de poco tiempo. Propenso al llanto. Afectuoso, cariñoso. Que no ha llegado a la sazón

Me paro unos segundos para darme cuenta como resuenan estas palabras en mi interior. Me doy cuenta que para mí lo que más me sorprende y me inquieta es la palabra Requiebro. Que volviendo al diccionario dice: volver a quebrar en piezas más menudas lo que ya estaba quebrado. Lisonjear a una mujer. Adular.

Y de quebrar dice: romper o violar. Estorbar. Templar, moderar. Vencer una dificultad. Esquivar. Romper la amistad de uno; disminuirse la relación o correspondencia. Ceder, flaquear.

Susana Bloch en su libro “El Alba de las Emociones, Respiración y manejo de las emociones” y Humberto Maturana en su libro “Biología del emocionar y Alba Emoting”, dicen de la Ternura

“ Estoy en la ternura:

Veo al otro en su circunstancia y lo acojo; hago, digo o escribo cosas que implican el ver al otro y acogerlo; me muevo con suavidad y cuidado, haciéndome cargo de las múltiples dimensiones del otro, las acojo y cuido; veo más el entorno del otro y sus relaciones con éste, aunque el otro sea ciego a éstas; mi argumentación es impecable a partir de una premisa implícita que acepta la legitimidad de todas las dimensiones del otro; no temo a la cercanía, pero no la presiono.”

La ternura acoge, cuida, envuelve sin limitar, abre espacios porque amplia la visión; la ternura no exige. En la ternura se está desde sí mismo con el otro, y se acepta al otro como surge en la relación. En nuestra cultura patriarcal, sin embargo, negamos o desvalorizamos la ternura, aunque la necesitemos cotidianamente en nuestro vivir, porque la consideramos debilidad en su apertura visionaria que nos saca de la lucha y la competencia al aceptar la legitimidad del otro o la otra. En nuestra cultura patriarcal vivimos en la lucha y el esfuerzo, y todo debe vivirse en la confrontación continua con dificultades. No aceptamos lo natural porque sin esfuerzo, y… si no hay esfuerzo, no hay merito, no soy digno de que me quieran.

Susana Bloch propone un ejercicio que yo hago en muchos de los talleres que realizo en la universidad, ella lo propone de esta forma:

¿Cómo respira la Ternura ?

Se inspira y expira regularmente,

ligeramente más lento

que en el estado neutro,

El aire sale muy lentamente; luego una pausa, que es más larga que la que se hace cuando se está emocionalmente neutro, antes de volver a inspirar.

Como cuando tenía a mi nieta Xaviera

En mis brazos,

Y dejé salir

TODO el aire,

Len-ta-men-te.

Mientras se está respirando así, la cabeza se inclina ligeramente hacia el lado y los labios esbozan una leve sonrisa.

Si se adopta intencioalmente esta postura, expresión y respiración, la persona empieza a sentirse abierta, acogedora y puede evocar recuerdos agradables; entra casi de inmediato en un espacio emocional fraternal, amistoso, solidario, cariñoso.

Ternura,

Amor filial,

Amor parental

Amistad,

Cariño,

Camaradería.”

Os invito a los que estéis leyendo estas líneas que os detengáis unos minutos hagáis una respiración profunda, cerréis los ojos, y comencéis a respira algo más despacio de lo normal, saquéis el aire muy lentamente, dejéis que la cabeza se incline y esbocéis una leve sonrisa, dejaros estar y contactar con lo que está pasando,…. ya me contaréis.

En mi conversación con Humberto Maturana sobre la ternura dice. Yo creo que usamos la expresión ternura, cada vez que vemos una relación, la cuál nos parece se nos hace aparente que hay una conducta de cuidado por el otro, una conducta en la cual lo que le pasa al otro le importa a uno y eso conduce a una búsqueda de bienestar para el otro.

Si tu ves una gata con gatitos, la gata se pone se para que los gatitos mamen, deja que se suban encima, les deja jugar, juega con sus gatitos y dices, – que tierna la gata.

En tu explicación en el congreso escribías en la pizarra la palabra ternura entre la sexualidad y la sensualidad.

No entre sino con, con, yo estaba diciendo allí que en la relación tan infantil que tienes, sensualidad, sexualidad y ternura.

Sexualidad tiene que ver con la posición del cuerpo, del lenguaje corporal.

Sensualidad tiene que ver con la textura sensorial.

La ternura que acoge, que algo nos pasa, le llamamos ternura nosotros, la hemos hecho una conducta que hace posible el bienestar del otro.

Esas tres cosas son justo lo no demostrable de la convivencia entre la pareja… (continúa en el próximo blog)

 

En mi próximo blog os invito a profundizar en  QUE DICEN DE LA TERNURA reconocidos terapeutas y desde ahí extraer algunas conclusiones desde mi experiencia personal y profesional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies